👴 De terminal a ordenador personal: Historia de Datapoint
Historia ordenador datapoint

De terminal a ordenador personal: Historia de Datapoint

El abuelo de los ordenadores personales: la terminal Datapoint

Durante la década del ‘70 fue cuando más se desarrolló el sector de la microinformática, por los avances tecnológicos y el surgimiento de distintas empresas especializadas. Comenzaban en estos años la carrera de los ordenadores personales, para ver qué empresa lograba crear la máquina más compacta y funcional.

Para esta época, se utilizaban dispositivos mecánicos llamados terminales, que se conectaban a un ordenador de gran tamaño para poder utilizarlo. Estas terminales contaban con una pantalla y teclado propios, y permitía que varios usuarios pudieran trabajar a la vez.

Estos terminales sólo servían para visualizar y programar, pero aún así fueron considerados los precursores de los ordenadores personales como los conocemos hoy, por su concepto y su estructura. Sin embargo, eran dispositivos de gran tamaño y difíciles de manipular.
Mediante una pantalla de 24 líneas y 80 columnas se podían visualizar los códigos, pero como cada fabricantes de ordenadores utilizaba comandos de visualización distintos, se debía crear una terminal para cada modelo de ordenador en específico.

Tomando este problema como una oportunidad, se crea la empresa Computer Terminal Corporation (CTC) en el año 1967 en Texas, Estados Unidos, con el objetivo de fabricar terminales de tamaño compacto y que fueran adaptables a varios modelos de ordenadores, con una pantalla y teclado integrados.

Fundada por dos ingenieros electrónicos que trabajaron para la NASA, Phil Ray y Gus Roche, la empresa se especializó en fabricar terminales teletipos compatibles con ordenadores más costosos, diseñado así Datapoint. Más tarde, debido al éxito de este producto, la empresa pasaría a llamarse Datapoint Corporation.

La primera terminal de CTC

En la industria de las terminales, CTC se transformó rápidamente en uno de los mayores fabricantes con el lanzamiento de Datapoint 3300 en el año 1969, seguido de un gran éxito en ventas. Con esta terminal se popularizó el nombre de la compañía y se abrió el mercado para las nuevas terminales inteligentes.

El éxito de esta primera máquina además de fama, atrajo a Harry Pyle, Victor Poor y Jonathan Schmidt que estaban intentando crear un circuito integrado programable. Fueron rechazados al intentar vender la idea en varias empresas, ya que los directivos creían que era un producto muy especializado y poco comercial para el público de la época.

Luego de pasar por muchas empresas llegaron a CTC, en donde Poor, Pyle y Schmidt diseñaron un procesador que entraba en una pastilla de silicio. Este idea hizo que Poor y Pyle fueran contratados por la empresa, y Schmidt fue esponsorizado mientras finalizaba sus estudios.

Entonces se desarrolló el primer producto de CTC: Datapoint 330. Este modelo era similar a uno que se vendía en la época, el “Model 33”, pero a diferencia de éste, el Datapoint 3300 era más barato y compatible con otros dispositivos, por lo que tuvo un gran éxito. Además, este modelo tenía un diseño más atractivo y ligero, ideado por Jack Frassanito, destacándose por su pantalla y teclados integrados en la carcasa.

Datapoint 2200: cambio en la industria microinformática

El gran éxito del Datapoint 3300 incentivó a la empresa a seguir desarrollando productos e idear un teletipo programable, que podría emular a cualquier otro teletipo que existiese. Pero había un problema, no se encontraban microprocesadores tan pequeños como para poder fabricar una terminal compacta y programable.

Fue así como CTC se puso en contacto con la empresa Intel y les encomendó la fabricación de un microprocesador que se llamaría 1201. A pesar de los esfuerzos de Intel, se encontraron con algunos problemas técnicos y no pudieron cumplir con las fechas de entrega establecidas por CTC.

Entonces, la empresa optó por otra solución buscando satisfacer la nueva demanda del mercado, ya que Datapoint 3300 ya no era un producto rentable para ellos. Se utilizó el modelo original de Poor, Pyle y Schmidt, un procesador de 120 componentes TTL. Lograron que el procesador tuviera una velocidad aceptable, que superó a los microprocesadores de 8 bits que salieron tiempo más tarde.

Desde 1971 hasta 1979, la empresa comercializó con éxito Datapoint 2200, concebida como una terminal ligera, compacta, programable y versátil, pudiendo conectarse a los ordenadores de las grandes marcas de la época como IBM, Honeywell o General Electrics, por la posibilidad de cambiar su programa interno a gusto.

Aunque no contaba con un procesador, esta máquina ofrecía amplias posibilidades de programación, lo que la hacía equivalente a cualquier otro ordenador. Además, el Datapoint 2200 sentó las bases de la arquitectura x86.

Su sistema operativo era el Datapoint O/S, que estaba almacenado en una cinta de casete o en un cartucho. La terminal podía programarse mediante el lenguaje Databus o Datashare, que estaban orientados a los negocios.

Este modelo de terminal era una caja compacta, de 61x61x31 cm., con un monitor CRT, un teclado alfanumérico, memoria interna de 2 KB y 16 KB, dos unidades de cinta de cassette de 130 KB, conector LAN y una conexión para impresora.

Cumplía con el objetivo principal de la empresa, que era fabricar terminales compactas que pudieran ser utilizadas encima de un escritorio. Su monitor, de fósforo verde, tenía una medida de 3,5’’ y trabaja en modo texto, en 12 líneas de 80 columnas.

Más adelante, los usuarios notaron que podían escribir sus propios programas para el Datapoint 2200, y por esta y otras características, se comenzó a pensar en este terminal como si fuera un ordenador personal.

Esta fue la diferenciación de Datapoint 2200, transformándose así en el precursor de los ordenadores personales. Se trataba de una terminal programable, que permitía cargar emuladores de otros sistemas operativos mediante cintas de casete. Esto hacía que la terminal pudiera funcionar como una máquina independiente, desconectado de los mainframes.

Gracias a Datapoint 2200 y otros avances, para el año 1977 se cree que comienza la verdadera historia de los ordenadores personales de consumo masivo, ya que hasta el momento estas terminales eran utilizadas únicamente por profesionales, técnicos y aficionados por su complejidad. Por lo tanto, la empresa Datapoint Corporation tuvo un papel fundamental en el desarrollo de los ordenadores tal como hoy los conocemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *