¿Cómo eran las impresoras antiguas 📄?

¿Qué tienen en común la máquina de escribir con la impresora? Sin dudas la impresora ha sido una de las maquinarias, luego de los ordenadores, que más revolucionó nuestra vida cotidiana, aunque el concepto es más antiguo de lo que creíamos.

La historia de la impresora

En la tendencia de integrar las máquinas en la vida cotidiana de las personas, nace la máquina de escribir, considerada por muchos la primera impresora. Esto se debe a que era una máquina que plasmaba letras sobre un papel, el equivalente a la impresión actual de un texto, aunque se hacía en tiempo real y no permitía correcciones.

Dentro de los avances tecnológicos, la impresora representa un gran avance ya que es una forma de retornar lo digital al mundo físico y que brinda amplias posibilidades hoy en día. Sin dudas es un elemento que está muy presente en nuestra vida diaria, como por ejemplo en un periódico, en nuestro trabajo, en una carta, en el menú de un restaurante y hasta en los marcos de tu casa con las fotos familiares.

Las impresoras no sólo han revolucionado la forma en que vivimos, poniendo a nuestra disposición esta función para comunicarnos, entretenernos, trabajar y más; sino que también ha significado una revolución para la industria de la informática, permitiendo trasladar textos y gráficos a un formato físico.

El camino hacia la primera impresora

La revolución de la microinformática con el surgimiento de los ordenadores, derivó en la creación de muchos complementos que consideramos vitales hoy en día, como son las impresoras. Se trata de un complementos para nuestros ordenadores, que proveen de una nueva función y nos asisten en muchas actividades diarias.

la historia y evolucion de las impresoras
Chester Carlson inventor xerografía

Desde 1940, la idea de la impresora está presente en la industria, ya que se planificó junto con la creación del primer ordenador de la historia, la máquina analítica de Charles Babbage. Este matemático inglés trabajó durante años en una máquina analítica similar a las calculadoras que también contenía una impresora. Aunque este aparato nunca fue terminado, Babbage dejó atrás los planos para esta máquina y también para un mecanismo de impresión.

Otro personaje que influyó en la creación de la impresora fue Chester Carlson, que en 1959 desarrolla el proceso de reproducción de imágenes y textos, una máquina fotocopiadora. Se le atribuye a Carlson la creación de electrofotografía, que luego pasaría a llamarse xerografía. Estos avances impulsaron la creación de impresoras cada vez más veloces y efectivas.

De matricial a láser

A medida que la tecnología avanzaba, se instaló en el mercado la idea de que los ordenadores debían ser una máquina que estuviera al alcance del público general y esta tendencia se trasladó también a las impresoras, buscando crear aparatos que sean menos ruidosas, de menor tamaño y más efectivas.

La primera impresión de alta velocidad llega de la mano de UNIVAC High Speed Printer en 1953 diseñada por Remington-Rand. Esta impresora fue creada para utilizar con el ordenador de la misma marca, que incluía esta máquina impresora de cinta magnética, que producía 600 líneas de texto por minuto.

primera impresora de velocidad
UNIVAC 9200 High Speed Printer

Luego con IBM llega la primera impresora matricial en el año 1957. Fue la primera impresora de este estilo, con un cabezal de impresión que se desplazaba de izquierda a derecha para realizar la impresión presionando la tinta contra el papel. A pesar la la innovación, esta impresora sólo podía imprimir texto y no admitía caracteres especiales.

IBM vuelve a innovar en el año 1959, con su impresora de líneas IBM 1403, una máquina que tenía la posibilidad de sobreimprimir, con lo que se podía generar una amplia gama de grises. Se podía imprimir solo texto con hasta 48 caracteres especiales, aunque también se utilizó para reproducir imágenes. Era una máquina difícil de manejar, muy grande y ruidosa, por lo que sólo se empleaba en ámbitos científicos.

Aunque todavía quedaba mucho camino por recorrer, se dice que la primera mini impresora fue desarrollada en el año 1968 por Shinshu Seiki, la EP-101 que se utilizaba para imprimir desde las calculadoras. De esta invención deriva el nombre de la famosa marca Epson, ya que el siguiente modelo de impresora fue llamado Son of EP-101 (Hijo de la EP-101) y la gente empezó a llamar a este modelo simplemente EP-Son.

primera impresora epson ep 101
EP-101 Primera Impresora Epson

En 1970, Centronic realiza una impresora matricial, correspondiente al grupo de impresoras de impacto, que fue presentada en National Computer Conference. La impresora Centronics Model 101 presentaba un innovador sistema de impacto con siete agujas. En las impresoras matriciales, las letras, caracteres y gráficos se componen por pequeños puntos, lo que ampliaba las posibilidades de este modelo gracias a sus agujas. Ese mismo año, IBM presenta la impresora IBM 3211, desarrollada por SMD Endicott y de alta velocidad que era vendida junto con su ordenador IBM System/370.

Un año más tarde, en 1971 se crea la empresa Xerox e impone una revolución en la industria: la impresión láser. Es así como se conoce la primera impresora de este tipo, creada por Gary Starkweather al incorporar un haz de láser al proceso de serigrafía de la impresora. Por su gran tamaño, estaba reservada a ámbitos científicos o gubernamentales, sin llegar a las oficinas u hogar.

Este modelo llamado Xerox 9700 fue comercializado a partir del año 1977, y se trataba de una modernización de la impresora EARS de la misma empresa, la primera en experimentar con láser óptico en el año 1971. Este mismo año, la empresa Hewlett-Packard (HP) comienza a investigar sobre las primeras impresiones de inyección de tinta, aunque se comienzan a comercializar más de una década después.

Evolución en los 90

A partir del año 1990, HP encabeza la comercialización de impresoras asequibles para el público general, con un modelo que tenía un precio menor a 1.000 dólares. Es en este momento en donde se comienza a popularizar el uso de la impresora, por sus posibilidades y precio económico. Poco a poco, se hace presente en oficinas, centros educativos y hasta hogares.

Sin embargo, hasta ese momento sólo podía imprimirse en negro, por lo que HP continuó con sus investigaciones y en el año 1994 descubre cómo adaptar las impresoras para poder inyectar color también. Esta empresa fue vital para el desarrollo del mercado de las impresoras en la década del 90, ya que también en 1998 crea la impresora multifunción, que contenía impresora, escáner y fotocopiadora.

Así es como la Color Laserjet 4500 ya establece las bases para las impresoras del futuro, debido a sus funciones, la incorporación de la tinta de color y la impresión a doble cara. Además, era un aparato asequible, por lo que popularizó el uso de la impresora dentro de ámbitos más comunes en la vida diaria.

evolucion de las impresoras
Impresora HP Color Laserjet 4500

Aunque las más conocidas eran las impresoras de tinta, en esta época también se comienza a avanzar mucho en la impresión 3D. Desde el año 1984 se habían realizado algunas investigaciones y avances para cambiar la tinta por diferentes materiales en la impresión. Finalmente en el año 1992 se fabrica el primer prototipo de impresión capa por capa.

Desarrollada por la empresa 3D Systems, impuso una tendencia sin precedentes, utilizar el sistema de impresión para crear objetos en tres dimensiones y no sólo en dos como se hacía hasta el momento. Funcionaba a través de un láser UV que solidifica un fotopolímero, aplicado capa por capa para crear un volumen. En el año 1999 se utiliza por primera vez esta impresión con fines médicos y hoy en día es un gran recurso para crear prótesis, tejidos, vértebras, órganos y más.

La impresión en la actualidad

Aunque vivamos en una época digital, las impresiones continúan siendo parte de nuestras vidas y hoy en día las impresoras ofrecen muchas más funciones que hacen su uso más sencillo. Además de las impresoras multifunción, con escáner y fax, encontramos máquinas que permiten realizar impresiones a través de una memoria, un pendrive o mediante una red inalámbrica.

Sin duda se trata de una máquina muy funcional que poco a poco fue invadiendo distintas esferas de la vida y hoy ofrece posibilidades muy variadas, que nos sirven para comunicarnos, crear, entretenernos, educarnos y más. Hoy en día, las impresoras se encuentran al alcance del público general, asistiendo en distintas tareas e integrando el mundo digital con el físico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*